“Siempre íbamos a la mezquita, pero nuestras Vidas nunca Cambiaron», afirma Somalí que se convirtió a Cristo

Somalia.- Una joven de 22 años, de nombre Nala , se enfrenta en una persecución dentro de su propia casa. “Me enseñaron a ser una mujer musulmana, pero nunca entendí el propósito de nuestra religión”, declaro.

Somalia.- Una joven de 22 años, de nombre Nala , se enfrenta en una persecución dentro de su propia casa. “Me enseñaron a ser una mujer musulmana, pero nunca entendí el propósito de nuestra religión”, declaro.

Su testimonio es una clara demostración de como son vulneradas las mujeres cristianas que viven en países donde existe hostilidad hacia los que siguen a Jesús. Somalia es el tercer peor país del mundo para ser un cristiano, conforme a la Lista Mundial de Persecución de Puertas Abiertas.

“Siempre nos acercábamos a la mezquita, pero nuestras vidas nunca cambiaron. Siempre me hice una pregunta, después de tantas oraciones y rituales, ¿adónde iremos cuando muramos?”, comentó. Nala creció una educación religiosa extrema, nunca fue a la escuela, pero quería saber leer y escribir. La alfabetización sucedió en secreto.

“Mi secreto no duró mucho. Mi hermano mayor se enteró y me castigo fuertemente por desobediencia. Pero no me rendí, encontré trabajo, trabajé mucho y ahorré todo el dinero pensando en mis estudios”, remarcó.

– Ad –

La valiente mujer aseguro que pensó en hacer una peregrinación a La Meca para sentirse merecedora del cielo. “Pero Dios tenía un plan diferente para mí. Por primera vez sentí paz en mi corazón. Pero tenía que mantener mis nuevas amistades en secreto”. Nala terminó conociendo a otros cristianos secretos en Somalia y fue bautizada.

Su familia se entero de su cambio de fe y quería su teléfono celular para identificar a sus amigos cristianos. “Sabía que podían lastimarlos”, agregó. “Mi hermana tuvo compasión de mí. Me dio el teléfono para hablar con mis amigos cristianos. Encontraron un lugar seguro para que yo pudiera escapar. Pero, antes de que lograra escapar, mi familia me entregó en matrimonio”, explicó.

No obstante, el día antes de la ceremonia, la hermana la llevó a una mezquita para una clase. “Y fue entonces cuando logré escapar”, informó. Después de una semana, Nala salió del país con solo la ropa que llevaba puesta.

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE TELEGRAM PARA MANETER INFORMADA A LA COMUNIDAD CRISTIANA EVANGELICA.

“Pude darme cuenta de que yo no elegí a Dios, fue Él quien me eligió a mí. No lo busqué, él me encontró. Antes no tenía alegría, ahora la tengo”, reconoció. Nala termina diciendo que perdió a su familia, su hogar y todas sus pertenencias, pero ganó una vida en Jesucristo.

Comments

comments

Compartir
Loading...