“Jamás habíamos visto algo así”, Pastor moviliza a la Iglesia para ayudar a los refugiados en Ceuta

Miles de migrantes deambulan por las calles de Ceuta , una península española cercana a Marruecos. Hay quienes quieren volver al país y quienes se desesperan después de varios días sin rumbo.

Miles de migrantes deambulan por las calles de Ceuta , una península española cercana a Marruecos. Hay quienes quieren volver al país y quienes se desesperan después de varios días sin rumbo.

La semana pasada, el caso de un niño atado a botellas de mascotas que llegó a la ciudad por el mar conmocionó a la gente. Imágenes del adolescente llorando cuando llegó a la playa de Tarajal y siendo recibido por militares en Ceuta.

Miles de marroquíes ya han regresado a su país, aunque muchos aún permanecen en la ciudad. La principal preocupación ahora son unos 1.000 niños que todavía esperan ser reclamados por sus familias o enviados a otras regiones, que han prometido acoger a unos 200 de ellos.

“No podíamos creer lo que estábamos viendo”, dijo el Pr. Javier Santolaria al portal cristiano Protestante Digital de Ceuta, recordando lo ocurrido hace unos días.

“Había miles de personas vagando por las calles. La mayoría se comporta pacíficamente, pero hubo algunas peleas. Esto ha trastornado por completo la vida de la ciudad ”, añade.

– Ad –

Santolaria, natural de Ceuta, ha sido pastor de la iglesia evangélica Casa de Alabanza durante 20 años, ubicada en un barrio pobre de la ciudad donde la mayoría de los residentes son musulmanes .

Alrededor de 100 personas se reúnen allí con regularidad, aunque el público se ha visto afectado por la pandemia de Covid-19. “Nos afectó como a todos los demás, pero seguimos con la misión de ser iglesia, cumpliendo nuestra vocación durante todo este tiempo”, explica Santolaria.

Menores

El párroco reconoce que están acostumbrados a lidiar con las migraciones en Ceuta, pero dijo que “nunca habíamos visto algo así. Todavía hay padres que no llevaron a sus hijos al colegio y las tiendas permanecieron cerradas hasta el jueves por temor a que pudiera surgir una situación difícil ”.

Según Santolaria, “muchos saben que si son ubicados y colocados en un centro, serán deportados a su país. Por eso la mayoría quiere estar deambulando por la ciudad, escondiéndose, porque tienen miedo de que los devuelvan ”.

“Hay momentos en los que todavía se ven muchos niños, especialmente jóvenes, en las calles. Todavía hay cierto malestar, porque no está claro qué va a pasar con todas estas personas que todavía están aquí ”, dice el párroco.

La administración ha facilitado un número de teléfono para las familias marroquíes que deseen localizar a sus hijos e iniciar el proceso de reunificación.

Los evangélicos están tan sorprendidos como sus vecinos, pero insisten en “no perder el lado humanitario”. Saben que detrás de esta afluencia masiva de personas hay un aspecto político que no se puede ignorar, ya que algunos menores explicaron que fueron engañados.

“No queremos perder el lado humanitario y queremos extender la mano y ayudar”, dice Santolaria.

Misión

La asociación Fundación y Desarrollo, el brazo social de la iglesia, está recolectando bienes esenciales como ropa, zapatos y artículos de higiene, “para distribuirlos y ayudar a los que estarán aquí tanto como sea posible, no sabemos por cuánto tiempo”. explica el pastor.

Ayudar en estas circunstancias es un desafío, ya que hay vecinos que temen un “efecto de llamada”. “Eso no nos impide, pero a veces también hay miedo y malestar entre nosotros y no es fácil reaccionar ante una situación como esta”, destaca Santolaria.

Ya han recibido el apoyo de algunas organizaciones e iglesias en España para llevar a cabo este trabajo y están abiertos a recibir ayuda.

Fuente: joeirizarrynoticiascristianas.com

Comments

comments

Compartir
Loading...